Cuando me caigo

sigo luchando;

cuando me subestiman,

me supero;

y cuando tropiezo,

utilizo ese mismo impulso

para levantarme aun con más fuerza.

 

Porque si te lo propones,

incluso en la debilidad

se puede encontrar la fuerza,

igual que la oscuridad

existe gracias a la luz.

 

Melina Vázquez.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0